Técnicas para hacer el amor con una mujer

Si eres hombre, podrás conocer  más acerca de las armas con las que cuentas para hacer que una mujer nunca te olvide. Si eres mujer, no dejes de leer estas técnicas sexuales y pídele  a tu pareja que use todos sus recursos ¡para darte placer!

Para la gran mayoría de los hombres es bien importante que la mujer alcance el clímax a la hora de hacer el amor. Si de parejas se trata, el varón tiene un genuino interés en que su pareja logre el orgasmo basado en el vínculo, el amor existente entre ellos y el deseo de que el disfrute sea pleno para ambos. Pero también, tratándose aún de relaciones ocasionales, el hombre necesita que su pareja sexual termine gratamente satisfecha,  para reafirmar su condición de buen amante, para satisfacer su propio ego de saberse y reconocerse experto en la cama y asegurarse que ha tenido un buen desempeño sexual.

Es sabido que las mujeres fingen orgasmos a veces, de manera casual… o quizás siempre. Es hora de ver que algo no está funcionando. No dejes de intentar estas estrategias porque, si bien cada mujer es un mundo, cierto es que algunas reglas pueden aplicarse a todo el género femenino.

Existen 3 herramientas fundamentales para hacer el amor, con las cuales cuentan los hombres a la hora de la cama: la lengua, los dedos y el pene. Si se aprende a usarlas se tiene la batalla (casi) ganada.

Las 3 herramientas letales para hacer el amor

La LENGUA es una herramienta más que efectiva a la hora de la estimulación y el juego previo.  Comenzando por un buen beso como preámbulo del sexo, a través de la práctica descubrirás la mejor forma de hacerlo con tu pareja en cada ocasión, variando los movimientos de la lengua, la intensidad de los besos, el ritmo, la presión que se ejerce con los labios. Debes estar atento a las reacciones del cuerpo de ella frente a los besos, pezones erectos o lubricación indican que vas por el camino correcto. No limitar el uso de la lengua a los genitales o la boca, puedes utilizar la punta para estimular otras zonas sensibles como espalda, cuello, orejas, hombros, entrepierna. Destecnicas para hacer el amorde luego,  el sexo oral juega un rol fundamental en la excitación.

Los DEDOS pueden ser eficaces por múltiples razones. Recorrer el cuerpo con la yema de los dedos puede producir una sensación de agradable escalofrío y cosquilleo. La exploración permite conocer el cuerpo del otro, saber en qué lugares detenerse más tiempo de acuerdo a las reacciones frente los estímulos. Jugar con los dedos en los genitales es una manera de llevar a la excitación y también para el hombre conocer si la mujer está lista para la penetración a través del grado de lubricación. Estimular el clítoris  con movimientos de variada intensidad y ritmo  e introducir uno o más dedos en la vagina de la mujer para estimular el punto G ubicado en su interior en la pared frontal son dos prácticas a tener en cuenta si de llevar a una mujer al orgasmo se trata.

El PENE es protagonista perono el único, como vimos con el uso adecuado de la lengua y los dedos la mujer puede haber conseguido llegar al clímax sin haber intervenido hasta ese momento el miembro masculino. Mucho varían las sensaciones y las posibilidades de acuerdo a la posición sexual que se adopte y el ángulo en que entre el pene en la vagina. Se debe favorecer durante la penetración la estimulación del clítoris, la mayor fricción del pene contra las paredes internas de la vagina, para esto la penetración por detrás es una buena postura, o en la cual la mujer se ubica encima del hombre en posición de cabalgata.

Tres armas que bien usadas se convertirán en infalibles a la hora del amor. ¿Qué esperas para comenzar a practicar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *